?

Log in

 
 
09 April 2007 @ 12:23 am
Homenaje  
Sí, eso es lo que intento con este escrito, hacer un pequeño y diminuto homenaje a alguien a quién admiro muchísimo como mujer, como escritora y como persona.

Y porque la admiro muchísimo me atreví, temiendo defraudarle, a escribir esto. Lo hice con el mayor respeto del mundo, tanto para la autora como para todas las que forman este maravilloso universo. Todas y cada una de ustedes merecen todo mi respeto y es que me tienen maravillada con todo lo que pueden lograr en conjunto, Muchísimas Felicidades.

Y bueno, sin más, va por ti katwamp.


EL ARTE DE EVADIR LA REALIDAD.

Tirado en la silla y con la mirada centrada en cualquier cosa que le pasara por en frente, el Santo Dorado de Cáncer, experimentaba uno de los momentos más incómodos que le hubieran podido suceder. La fúnebre ambientación que proporcionaban los rostros que tapizaban las paredes de la casa, matizaba la escena de azules escalas que, amablemente, proporcionaba la luz de la luna que se filtraba por donde podía.

-Deberías dejar de hacerlo –dijo algo en su interior.

-¿Por qué? debe entenderlo, y tú también de una buena vez. Llevas toda tu miserable vida interfiriendo en la mía.

-Siempre has sabido que el fin no justifica los medios…

-Otra vez esa cantaleta, ya te he dicho que yo soy así y nada lo cambiará… ni siquiera ella.

-¿A quién quieres engañar?

Cualquiera que lo viera diría que tendría serios problemas psicológicos, es que no es normal que una persona hable en voz alta consigo misma, como si se trataran de entes distintos. Aunque ya eran pocas las cosas que sorprendían del comportamiento del Santo de la cuarta casa, Death Mask se caracterizaba por su excentricidad.

-Ella no es una presa

-¡Cállate! ¡Lárgate!

Comenzaba a exasperarse, como hacía unos instantes, cuando estuvo llamando a la puerta de la habitación de su alumna sin recibir respuesta. Se encerraba a sí mismo queriendo ignorar esa voz que le resultaba bastante molesta. El punto era que estaba al borde de no soportarla más, hacía mucho tiempo que Death Mask había perdido el interés y esa noche no tenía intenciones de concederle la más mínima pizca de atención, su mente estaba tratando de concentrarse, necesitaba pensar en lo que había ocurrido unos momentos atrás.

-Y ¿qué demonios quieres pensar? ¿Para qué le das vueltas?... Si todo está perfectamente claro…

-¿Entiendes ahora?

-¡Te dije que te largaras! –gritó y lanzó a los cuatro vientos cada parte de su armadura, desprendiéndola de su cuerpo. La vestimenta dorada se reunió y formó la figura de la constelación de Cáncer delante de él.

Aunque no le importó.

Extrañamente, se sintió aliviado después de abandonar su armadura. No dejaba de pensar que más que ayudarle, le estorbaba. Así eran las cosas con Death Mask. Un santo dorado que se sentía más cómodo con cualquier cosa encima que con su armadura.

-Imbécil, eso es lo que eres.

No dejaba de repetirse esa frase, su mente podía estallar si la escuchaba una vez más. Aunque pareciera increíble, aún y con todo lo que él representaba, había momentos en los que su conciencia –sí, la tenía- aparecía para recordarle el motivo por el que aceptó entrenar a esa niña.

-Querías librarte de esta pesadilla ¿no es así?

Insistía su conciencia, pero de lo que huía, nadie podía salvarlo.

Todo el Santuario creía que él era incapaz de hacer algo que no le diera algún tipo de retribución. Muchos pensaban que lo que hacía con su alumna era una tremenda injusticia, sin embargo –por fortuna o por desgracia- lo que se evaluaba eran los resultados, no los métodos.

Él era buen maestro, a su manera.

Sólo que, él no sabía que podía enseñar, no pensaba que alguien pudiera aprender de una persona como él. Sin embargo el destino existe aunque no creamos. El del guardián de la cuarta casa se hizo presente el día en que ella llegó

-Chloe…

Su alumna y probablemente la única persona en ese torcido mundo que era capaz de comprenderlo, de entenderlo y sobre todo de aguantarlo. Él estaba impresionado de la tenacidad de la chiquilla y de la capacidad que tenía, sin embargo había algo que no dejaba de preocuparle, el tremendo parecido que tenían entre sí.

-¿Qué demonios pretendes lastimándola así?

Esa era una pregunta que no se sentía capaz de responderse en ese momento, sin embargo sabía perfectamente la respuesta.

-Que no termine de convertirse en algo como tú.

¿Sería verdad?, ¿Death Mask sería capaz de sentir preocupación por alguien más que no fuera él? ¿por ella? O será quizá que empezaba a darle –nuevamente- libertad de sentir algo más allá a su corazón … Todas esas preguntas flotaban en el denso aire del templo de Cáncer.

Todavía seguía abandonado su cuerpo en esa silla, cuando sin darse cuenta ya había pasado más de una hora debatiendo consigo mismo.

Llevó las manos a su cara, la cubrió con ellas y pronto pudo sentir cómo el dolor de su alumna se había impregnado. Algo le dolió dentro, y sin bajar las manos se levantó. Se echó hacía atrás para estirar su cansada espalda y empezó a caminar, esa noche sólo tenía un destino

-Lei non ferma di interferire, Luca* -. Pensó antes de volver a llamar a la puerta de la habitación de su alumna.

El ser humano es por naturaleza egoísta y salvaje pues conserva el instinto, mismo que le permite reconocer quién puede dañarlo.

Y es tan inconciente, que muy pocas veces se da cuenta a quién le hace daño.

------------------------

*No dejas de interferir, Luca.

 
 
Current Mood: determineddetermined
iPod: Bring me to life - Evanescence
 
 
 
pandora_danae: Maskypandora_danae on April 19th, 2007 05:28 am (UTC)
Yeee yo sé que me adoras pero es lindo poder leerlo una vez más >XD, jejeje eres de las pocas personas que me consideran de tal manera :P. See, es que soy un tanto difícil.

Pero sabes que eso mismo va de regreso para ti, Kat... no por nada me animé a escribir para ti, sí, esto es tuyo nada más.

Y bueno, creeme que, te comprendo muy bien porque esa misma sensación la sufrió mi corazón y todo por tu culpa ¬¬ ... >XD no se crea >XD.

Vale, que yo te creo, y soy feliz porque, con todo y lo simple que está el one-shot, te gustó... y eso, para mi no tiene precio.

Muchísimas gracias, de verdad...

*bachotes enormeeeeees y fuertoooootes*
Katrina: Glompkatwamp on April 19th, 2007 05:30 am (UTC)
*glompz back*